El coste real de un inmueble no se acaba en el momento de su adquisición, sino que el consumo de energía necesario para su uso, puede llegar a suponer un sobrecoste mensual elevado que no se había tenido en cuenta en el momento de hacer los números y tomar la decisión de comprar el inmueble, lo que llamamos HIPOTECA ENERGÉTICA.

Desde luego, la energía más barata es la que no se consume. Es muy difícil conseguir que el consumo energético de nuestra vivienda sea cero, pero actualmente, sí es posible reducirlo y mucho.

¿Qué es un edificio de Calificación Energética A?

El coste real de un inmueble no se acaba en el momento de su adquisición, sino que el consumo de energía necesario para su uso, puede llegar a suponer un sobrecoste mensual elevado que no se había tenido en cuenta en el momento de hacer los números y tomar la decisión de comprar el inmueble.

Desde luego, la energía más barata es la que no se consume. Es muy difícil conseguir que el consumo energético de nuestra vivienda sea cero, pero actualmente, sí es posible reducirlo y mucho.

¿Qué es un edificio de Calificación Energética A?

Es un edificio/vivienda que tiene la máxima calificación en su certificado de eficiencia energética. Esta calificación oscila desde la letra G (edificio menos eficiente) hasta la letra A (edificio más eficiente).

La calificación energética sirve de información sobre comportamiento energético de un inmueble, es decir, el consumo en energía que se refleja en las facturas de luz, agua y gas.

Son muchos los factores determinantes para que una vivienda sea clase “A”, como son contar con un buen aislamiento, con equipos que consuman poca energía, con energías renovables ó iluminación led entre otros.

En la actualidad, aunque una vivienda de este tipo resulte algo más cara (en torno a un 12-18%), con el ahorro energético que supone al mes (sobre un 40-50%), en unos 8-10 años se puede recuperar la inversión. Además, otro de los mayores atractivos de este tipo de viviendas es el alto grado de confort térmico que se consigue en su interior lo que se traduce en calidad de vida para el usuario. En definitiva se trata de apostar por la excelencia mediante el EQUILIBRIO ENTRE CALIDAD, CONSUMO Y AHORRO.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Nuestro Blog