Gestora de Cooperativas

La gestora de cooperativas es normalmente una sociedad mercantil que presta sus servicios de gestión y asesoramiento a la cooperativa, a cambio de un precio pactado entre ambas partes.
La sociedad gestora está al servicio de la cooperativa y ésta debe exigirle en su gestión total acatamiento a la Ley y transparencia en su actividad. La gestora en ningún momento puede disponer de los fondos económicos de la cooperativa que deben ser utilizados exclusivamente por ella a través de sus órganos de representación.

En todo caso, el prestigio, la solvencia y la profesionalidad de la sociedad gestora se convierten en la máxima garantía para el éxito de cualquier promoción. Por esta razón es imprescindible tener en cuenta estos factores a la hora de contratar los servicios de una sociedad de este tipo.
Es igualmente necesario que, expresamente, los servicios que la cooperativa va a recibir, junto con las contraprestaciones económicas que la gestora recibirá a cambio de estos servicios, consten por escrito en un contrato.
Debido a la complejidad de la actividad inmobiliaria, las cooperativas de viviendas necesitan de los servicios de una empresa gestora que es quien presta un servicio de gestión integral a la sociedad cooperativa y a la promoción inmobiliaria que acomete, poniendo a su disposición los medios personales y materiales, experiencia y organización necesarios para llevar la promoción a buen término en condiciones de calidad y precio

Las Gestoras de Cooperativas ejecutan un trabajo profesional altamente especializado, cuidando los aspectos administrativos, jurídicos y técnicos, en cuanto a estos en una colaboración con la Dirección Facultativa que es quien legalmente son los responsables de la redacción del Proyecto de Ejecución, y su ejecución, bien por la propia cooperativa o por empresa constructora.

En algunos casos la Gestora no presta servicios técnicos que son realizados, en su caso, por empresas especializadas o Project Manager.

En resumen, la gestora:

  • Deberá recibir el encargo por parte de la cooperativa para llevar a cabo su gestión. Dicho encargo se formalizará por escrito.
  • Deberá actuar siempre siguiendo las instrucciones de la cooperativa, acordadas en la asamblea general y en el consejo rector, o bien por instrucciones del Presidente de la Cooperativa, o sus apoderados.
  • Deberá responder frente a la cooperativa por una actuación negligente.
  • Deberá defender los intereses de la cooperativa, como parte de su cometido.
  • Deberá tener la suficiente capacidad técnica y profesional para llevar a cabo una gestión eficaz.

Cooperativas de viviendas

Las Cooperativas de Vivienda constituyen una alternativa al acceso a la vivienda para muchos ciudadanos, dado que al no tener ánimo de lucro, suponen un ahorro importante en el precio de compra.

Nuestro Blog