¿Por qué Edificios de Consumo Casi Nulo?

Hoy en día estamos plenamente concienciados de la necesidad de cuidar el medio ambiente y contribuir a la sostenibilidad del planeta. Para lograrlo, el sector de la edificación en España tiene un largo camino por delante, ya que, tan sólo el uso de energía en las viviendas, supone la quinta parte de las emisiones de gases de efecto nocivo a la atmósfera.

Hacer un mejor uso de la energía es una de las claves para cumplir los compromisos europeos de 2020, pero no el único. Apostar por edificios mejor aislados y ventilados de forma eficaz y controlada, también reduce la dependencia energética, y disminuye las facturas energéticas de los ciudadanos.

Además se mejora la sensación de confort en el interior de la vivienda manteniendo una temperatura estable y homogénea durante todo el año.

¿Qué es un Edificio de Consumo Casi Nulo (ECCN)?

La Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y Del Consejo, de 19 de mayo de 2010, relativa a la eficiencia energética de los edificios, introduce este nuevo concepto como aquel edificio que:

  • Tenga un nivel de eficiencia energética muy alto.
  • La cantidad casi nula o muy baja de energía que requiera debe estar cubierta, en muy amplia medida, por energía procedente de fuentes renovables, incluida energía procedente de fuentes renovables producida in situ o en el entorno.

A partir del 31 de diciembre de 2020, todos los edificios nuevos deben tener un consumo de energía casi nulo. Los nuevos edificios que estén ocupados y que sean propiedad de las autoridades públicas deben cumplir los mismos criterios después del 31 de diciembre de 2018.

Para conseguir estos objetivos, cada Estado Miembro es responsable de concretar unas medidas adecuadas, para limitar la demanda de energía primaria y las emisiones de gases nocivos a la atmósfera.

Las sucesivas revisiones del Código Técnico de la edificación y la aparición de nuevas leyes y normativas en materia de eficiencia energética que han aparecido en los últimos años, tienen por finalidad potenciar el uso eficiente, prudente, racional y sostenible de la energía en los edificios hacia el objetivo de edificios de consumo de energía casi nula fijado por la Directiva 2010/31/UE para 2020.

Nuestro Blog